Message sent successfuly

Sending...

Author Archive


Fundación Ciudadano Inteligente (Smart Citizen Foundation) has finalized the search for its new Executive Director and has selected Pablo Collada

pablo collada banner

Towards the end of 2013, the Fundación embarked on a search process to hire a new Executive Director. A transition such as this one is always an important moment for an organization, particularly in the situation of the departure of the director and founder of said organization. This is in fact the case in the Fundación Ciudadano Inteligente, where we have had to find a replacement for Felipe Heusser, who has dedicated many years to success of its excellent team and positioning the Fundación where it is today.

As in every organization, the renovation of positions of leadership is always a necessary and healthy process. During this search process, we have kept optimistic and rigorous. The process we elaborated was well designed, organized, and participative. As part of this process, we had the support of both an external consultant, an expert in strengthening NGOs, as well as a selection committee composed of three members of the Board of Directors and three members of the Executive Team.

Today, after the completion of this selection process, we are very happy to announce that the search has ended with the hiring of Pablo Collada, to assume the role of Executive Director of the Fundación Ciudadano Inteligente in early June.

A Mexican sociologist, Pablo has dedicated his life to social development, with more than ten years of experience, from the design to the implementation of environmental, food, security, and gender programs. He has participated in the development of educative platforms, including the creation of Citizen Observatories and Networks of Regional Collaboration with actors among various sectors. There is no doubt that our selecting Pablo marks a fundamental and concrete step forward in our Latin American vocation and mission. 

We would like sincerely thank the participation and interest of the other candidates who applied for the position, as well as our amazing community of “Ciudadanos Inteligentes” who will continue in the Fundación and who support our work every day.

I would like to take this opportunity to wish Pablo luck in this new opportunity; I am certain that he will count with the support of the entire community of our Fundación family and friends. Finally, I would like to express our utmost and profound gratitude to Felipe Heusser, who in addition to working on his personal projects outside of Chile, will continue supporting the Fundación from the Board of Directors.

In the future, we will continue challenge ourselves with ambitious goals and new opportunities to strengthen democracy and reduce inequality throughout Latin America, promoting transparency and citizen participation through the innovative use of technologies of information.

All the best,

Rodrigo Mobarec Hasbún
President of the Board of Directors
Fundación Ciudadano Inteligente.
 

Ciudadano Inteligente finaliza su proceso de búsqueda de nuevo Director Ejecutivo y selecciona a Pablo Collada.

pablo collada banner

A finales del año 2013, en la Fundación Ciudadano Inteligente dimos inicio a un proceso de búsqueda para la contratación del nuevo director/a ejecutivo/a. Una transición como esta, es siempre un momento importante para cualquier organización, y especialmente cuando se trata de la partida y el reemplazo de un director fundador, como lo ha sido Felipe Heusser, quien ha dedicado años trabajando con miras a forjar un equipo de gran valor y ubicar a la Fundación en la posición que hoy tenemos.

Pero como en toda Organización, la renovación de sus liderazgos es siempre un proceso sano, por tanto, emprendimos este proceso de búsqueda con optimismo y rigurosidad. Dimos inicio al proceso por medio de un formato bien diseñado, ordenado y participativo. Por lo mismo, contamos con la ayuda de una consultora externa experta en fortalecimiento de ONGs y de la conformación de un comité de selección compuesto por 3 miembros del Directorio y 3 del Equipo Ejecutivo.

Hoy, luego de haber cumplido con el proceso diseñado, estamos muy felices de comentarles que este concluyó exitosamente con la contratación de Pablo Collada, quién asumirá formalmente a principios de Junio.

Pablo es mexicano, sociólogo y durante más de 10 años se ha dedicado al desarrollo social desde diferentes aproximaciones, tanto en el diseño como en la implementación de proyectos ambientales, de alimentación, seguridad y género. Ha participado en el desarrollo de plataformas educativas así como en la creación de Observatorios Ciudadanos y Redes de Colaboración Regional entre actores de diferentes sectores. Sin duda, su elección representa un paso fundamental y concreto en nuestra vocación regional.

Agradecemos sinceramente la participación e interés de todos los candidatos que postularon, así como a nuestra querida comunidad de ciudadanos que siguen y apoyan nuestro trabajo cotidianamente. Aprovecho la oportunidad de desearle mucho éxito a Pablo en el nuevo desafío que asume; estoy seguro que contará con el apoyo de toda la comunidad de amigos de la Fundación. Finalmente, extender nuestro más profunda gratitud a Felipe, quien pese a que emprende desafíos personales fuera de Chile, seguirá aportando a la Fundación desde el Consejo Directivo.

A futuro, seguiremos con ambiciosas metas y asumiendo grandes desafíos con miras a fortalecer la democracia y reducir la desigualdad en América Latina, promoviendo la transparencia y la participación ciudadana a través del uso innovador de las tecnologías de la información.

 
Un afectuoso saludo,
 
Rodrigo Mobarec Hasbún
Presidente del Consejo Directivo
Fundación Ciudadano Inteligente.
 

PoplusCon: Lowering the Tech Barriers for Civic Startups

banner-pop

The problems are the same the world over, says Felipe Heusser, executive director of the civic NGO Ciudadano Inteligente, which is based in Chile. Corruption. Inequality. Poverty. But what if—he asks—what if civic coders around the globe worked together to solve those problems? They wouldn’t have to reduplicate efforts; they could save time and money and focus on only the most pressing issues. In the process, more problems would actually get solved.

That’s why Ciudadano Inteligente, together with the U.K.-based NGO mySociety, decided to create a way for civic coders around the world to collaborate and share solutions to common problems. The new program, called Poplus, aims to make it easier, cheaper, and faster for civic activists, even those with limited tech skills, to launch a useful website that monitors politicians and parliaments and sheds more light on those who hold the reins of power.

Heusser explained to techPresident, “[Poplus] is about civic coding. It’s about having a plan of what needs to be done in different countries. What are the shared stories? What are the shared problems?”

To answer those questions, almost 100 civic coders and activists from 27 countries came together from April 29 to 30, in Santiago, Chile. As an unconference, PoplusCon participants proposed, voted on, and ran the sessions themselves. In the process, they strengthened the Poplus community and had discussions about what Poplus components are; what new Poplus components need to be developed; how to improve existing Poplus components; and how to make Poplus components known by, available to, and useful for civic website developers around the world.

Why Poplus

Poplus makes it easier for civic activists around the world to harness the power of the Internet to make governments more open, more participatory, and less corrupt. According to Heusser, it’s “all about reducing information asymmetries” between governments and citizens, businesspeople and consumers, wealthy citizens and poor citizens.

Currently, building a civic website—even a very simple one—is expensive. It costs money. It takes time. It requires technical expertise. Especially in much of the developing world, the resources and skills necessary to build an effective civic website simply do not exist.

“What we found out is that open source was not enough for many countries,” Heusser explains. “If you have an organization coming from Bolivia saying, ‘Hey, I also want to build a platform to monitor Congress,’ I can’t just tell them, ‘Yeah, that’s my repository of code; take a look.’ It’s not enough. So Poplus was an idea about how we can get together in a way that we not only share code but we also provide services to the people that want to use these different functions—functions that we need in different countries, functions that are very generic.”

Thus, Poplus members, instead of just open sourcing software designed with one specific social and political context in mind, create generic tools that will function in any context and will be accessible even to those who aren’t particularly tech savvy. These tools are called “components.”

Poplus Components

Poplus components are like ingredients, explained Tom Steinberg in his opening speech at PoplusCon. They are pieces of code that solve specific, “boring” problems faced by civic coders around the world. Tony Bowden, a contributor to mySociety who lives in Estonia, said in a conference session, that, though Parliaments differ around the world, all legislatures “probably have people. Those people probably make speeches, probably vote on bills, and probably make changes to bills.” Poplus components model those basic parliamentary functions.

There are currently five Poplus components in existence, though many more are being dreamed up and developed. The component PopIt, which was designed by mySociety in the U.K. but is also currently being used in KenyaSouth Africa, and Argentina, makes it easy for a civic website developer to create and maintain a database of politicians. WriteIt, built by Ciudadano Inteligente, allows citizens to email their elected officials. SayIt is a tool for searching, browsing, and sharing parliamentary transcripts, including floor transcripts and meetings minutes. The Parliamentary Monitoring Group in South Africa has used SayIt to build a website that monitors the country’s Parliament. MapIt enables website developers to link politicians to the area they represent, or to communicate information about problematic traffic points or local problems (such as in the U.K. website FixMyStreet). And, finally, BillIt enables website developers to store their documents online in an accessible format, which facilitates tracking bills, patrimony declarations, and government contracts.

Just as a cook might use rice, broccoli, and chicken to make dinner, but doesn’t have a rice paddy, a broccoli patch, and a chicken coop, the developer of a civic website can use PopIt, WriteIt, and SayIt to build a parliamentary monitoring website without having to reinvent the wheel. When website developers no longer have to focus on basic problems, they’re freed up to work on the problems specific to their local context. According to Heusser, this collaboration dramatically reduces the cost of building a civic website.

For example, mySociety’s WriteToThem website, which enables people in the U.K. to figure out who their MP is and send him or her an email message, “took months and months and months” to build, Tom Steinberg remembers. Now, using the Poplus components PopIt, MapIt, and WriteIt, “we could almost certainly collapse months down to weeks and maybe even days.”

According to the participants in the “What makes a Poplus component?” session, a Poplus component has obvious civic or democratic applications; a narrow focus; and a stable, documented API. It also is open source and interoperable with other Poplus components, and it aims to model the political systems of multiple countries. After all, the whole idea is that civic coders from different countries who speak different languages and work in different cultural and political contexts can work together to solve civic problems.

The session participants also batted around the idea that some tools or apps or pieces of code might be useful to people who are developing a civic website but might not, in and of themselves, be Poplus components. They decided these tools could be given the label “Poplus compatible” or perhaps “Poplus endorsed.”

Applying Poplus

Petrus Janse van Rensburg, from Code 4 South Africa, came to the conference in order to find code that he can use in his projects, which currently include parliamentary monitoring (tracking vote records, meeting minutes, bill versions, etc.) as well as a tool that monitors how much money governments in the Southern African Development Community pay for the medicines they buy. The latter is aimed at assisting governments in their negotiations with drug companies. He’s also involved in Media Monitoring Africa, a tool that scrapes news websites and extracts information to make it easy for reporters or others to get a sense of the media presence of a given politician or organization.

Janse van Rensburg thinks Poplus components might be useful in these or future projects, and, since he’s also a coder himself, he wants to find ways to contribute to existing Poplus components or to build new ones.

“It’s no good sitting at home trying to figure out what the world needs and then trying to build it,” he said to techPresident, “because you’ll probably end up building the wrong thing. So, for me, this conference is about bouncing ideas off of people”—figuring out what code could be relevant in various national contexts, and looking for opportunities to collaborate. “Since none of us have the capacity” of a big company, says Janse van Rensburg, “we’re forced to collaborate early on.” Nonetheless, “that’s a useful constraint because there’s value in collaboration and getting different opinions and doing things together.”

Other conference participants are already working on Poplus projects and came to get feedback and direction for further efforts. For example, James McKinney, from OpenNorth in Canada, is working on a project called Popolo which aims to create international open government data specifications which would enable civic coders to spend less time transforming data and more time using that data to increase government transparency.

“The idea is to come up with data specifications that would work for everybody’s context and that we could all adopt,” McKinney said to techPresident. By standardizing data specifications, Popolo would make it easier for Poplus components to work with each other and across international boundaries.

At the conference, McKinney had the opportunity to talk to other participants about what other things Popolo should do, and how to accomplish those goals.

PoplusCon Sessions

Unconference sessions ran the gamut. Topics discussed include whether or not a Poplus component that illustrates parliamentary budgets is necessary, what a component tracking politicians’ votes would need to look like in order to be applicable internationally, how to crowdsource drafting laws, and whether Dockers would be the best way to make Poplus components interoperable. (A Docker is essentially an intermodal shipping container for software. Just as a standard shipping container can be filled with almost any consumer good and then moved from trucks to rails to ships, Dockers can be loaded up with code and then run on almost any hardware platform.)

In one session, participants compiled a wish list of Poplus components that should exist—such as a component that would track changes to bills as they move through the legislature, one that would allow users to find everything a politician said on a given topic, one that would look at how government ministries spend their allotted budgets, and one that would track politicians’ declarations of wealth in order to improve citizen oversight and decrease graft. The list goes on and on.

In the session about how to build a useful Poplus component tracking politicians’ votes, participants explained the peculiarities of parliamentary voting in their home countries. In the United States, for example, there are seven different ways to abstain from a vote. In the U.K., politicians can vote both yes and no. In New Zealand, parties, not individuals, cast votes. In Australia, those who seek to monitor Parliament have to infer based on the context provided by parliamentary transcripts what a particular vote was about. In Uruguay, parliamentary voting is recorded by typewriter with only a vote count and no record of who voted which way. Ideally, the Poplus component “VoteIt” (which does not yet exist) will capture the essence of parliamentary voting through a schema that outlines what all, or most, countries have in common, thereby freeing up civic coders to focus on the idiosyncrasies of their local political contexts.

In addition to these sessions, the conference featured so-called “lightning talks”—five-minute speeches on a wide array of topics. In these speeches, participants highlighted the work they’re doing and gave out nuggets of advice.

Alexandre Gomes, the co-founder of SEA Tecnologia in Brasilia, Brazil, shared an app that he made to crowdsource information about Brasilia’s bus routes. Brasilia did not formerly have an online public transportation trip planner, but, thanks to him, it now does. His take-away is that constraints—such as the complete lack of data—can be a catalyst for disruptive solutions.

In another lightning talk, Steven Clift, the founder and executive director of e-democracy.org, discussed the challenge of including poor and minority communities in online civic engagement. He said the central problem is that civic activists often don’t reach out to these communities, and what he has learned in St. Paul, Minnesota, is that it’s important to invite people from these communities to participate.

Akir Uchumura, from Chile, gave a talk about his project Nikkei Youth, which maps disaster relief efforts and needs around the world, such as in Japan after the tsunami or in Valparaíso, Chile, after the recent fire.

And Heusser gave a lightning talk about the importance of not only scraping government websites for data but also of talking to real human beings in government who can give you more information than what’s available online.

The Take-Away

In closing speeches, the conference’s organizers stressed everything that had come out of the two days of conversations and work. First, civic coders from around the world had reaffirmed the idea of Poplus components as useful, important, and perhaps necessary. Second, many had expressed interest in using Poplus components in their websites or in contributing new components. And, third, participants had reached a consensus on a working definition of what makes a Poplus component and on what components should be developed in the near future.

Speakers also discussed potential challenges going forward: primarily, the challenge of maintaining the global Poplus community and that of making tools that are useful to those who would most benefit from changes to the way government operates. But they came with solutions in hand, including the formation of a Poplus Google Group and plans to organize component-themed Hangouts as well as lightning talks via webinars.

At the conference’s close, Heusser announced that the first era of Poplus—the initial, experimental phase—had come to an end. Now, the really hard work begins.

Eilís O'Neill is a freelance radio and print journalist who divides her time between the Southern Cone and Seattle. Her work has appeared in the Christian Science Monitor, New Internationalist, and other publications, and her radio pieces have aired on PRI's The World, NPR's Latino USA, Deutsche Welle's English-language radio shows, and other programs. In her free time, she likes to run.

Personal Democracy Media is grateful to the Omidyar Network and the UN Foundation for their generous support of techPresident's WeGov section.

Posted on: http://techpresident.com/news/wegov/24982/popluscon-lowering-tech-barriers-civic-startups

 

Comisión de Constitución aprueba incorporación de principio de transparencia en la Carta Fundamental

banner

La reforma constitucional incluirá, también, un  inciso que establece que “toda persona tiene derecho a buscar, requerir y recibir información pública, en la forma y condiciones que establezca la ley”. 

En una sesión que se extendió cerca de una hora, la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Senado aprobó, por unanimidad, el proyecto de reforma constitucional que incorpora el principio de transparencia y el derecho de acceso a la información pública en la Carta Fundamental.
 
La moción considera el reemplazo del inciso primero del artículo 8, referente a los principios de probidad y transparencia, por el texto “en el desempeño de sus funciones, los titulares de los órganos del Estados, deberán observar los principios de probidad y transparencia. Este último incluye los principios de publicidad y acceso a la información”. Asimismo, se incorpora un nuevo inciso tercero al numeral 12 del artículo 19, el que establecería que “toda persona tiene derecho a buscar, requerir y recibir información pública, en la forma y condiciones que establezca la ley, la que deberá ser de quórum calificado”.

La noticia fue recibida como un triunfo por el Consorcio por la Transparencia, agrupación autora del proyecto legislativo. “La aprobación de este proyecto es clave para eliminar las incertidumbres que se han planteado a nivel jurídico respecto del efectivo reconocimiento del derecho de acceso a la información pública como derecho fundamental, luego de que el Tribunal Constitucional le desconociera dicho carácter en decisiones pasadas", explica María José Poblete, representante de la agrupación de la sociedad civil que integran Fundación Pro Acceso, Fundación Ciudadano Inteligente, Fundación Pro Bono y Ciudad Viva.

La iniciativa legal fue ingresada al Senado en marzo de 2013, bajo el patrocinio de los senadores Hernán Larraín (UDI), Isabel Allende (PS), José García Ruminot (RN), y los exparlamentarios Soledad Alvear  y Eugenio Tuma.

Ciudadano Inteligente insta al Gobierno de Bachelet a restablecer con urgencia norma que obliga a guardar los correos electrónicos por seis años.

FCI-new-612x226

 

Dada a conocer la noticia de la derogación del Decreto Supremo N°77 del año 2004, que establecía la obligación a los órganos de la administración del Estado de conservar los registros de sus e-mails institucionales por un período de 6 o más años, en la Fundación Ciudadano Inteligente declaramos nuestro rechazo al vacío legal que generó el Decreto Supremo N°14 del año 2014, y solicitamos a la nueva administración que restablezca la obligación de conservar los registros de correos electrónicos institucionales por al menos seis años.

A su vez, hacemos presente los peligros que tiene en la actualidad la falta de regulación en la materia, que deja a discrecionalidad de los funcionarios públicos la decisión de borrar o no un correo electrónico que puede ser relevante en el futuro para los ciudadanos, los órganos contralores, la justicia y la propia administración.

Si bien la normativa en cuestión es consistente con la postura del gobierno del ex Presidente Piñera de entender los correos electrónicos como comunicaciones privadas asimilables a las telefónicas, y no como intercambio de correspondencia, cabe destacar que dicha postura es contraria a las decisiones del Consejo para la Transparencia y a la indicación presentada por el mismo Gobierno al proyecto que modifica la Ley N° 20.285 sobre transparencia y acceso a la información pública. En dicha indicación se clarifica que los correos son información pública, aunque establece limitantes según los distintos tipos de contenidos que traten.

Al respecto, consideramos que es de vital importancia para nuestro sistema de acceso a la información, que los órganos del estado tengan la obligación de conservar registro de sus comunicaciones electrónicas por un periodo de tiempo bien determinado en una norma legal. De lo contrario, la profundización de la incertidumbre que ha afectado a la materia nos seguirá llevando a la vistosa judicialización de las solicitudes de acceso a la información, deteriorando la confianza ciudadana en nuestra institucionalidad de acceso a la información.

Sin duda el debate sobre el acceso a la información contenida en la mensajería electrónica que emana de cuentas institucionales de órganos del Estado ha sufrido un notable retroceso.

La nueva norma que se dicte en reemplazo del Decreto Supremo N°77 del año 2004, es también una oportunidad para generar estándares que clarifiquen el contenido de los correos electrónicos que pueden enviar los funcionarios del Poder Ejecutivo, estableciendo la obligación de que los correos institucionales sean utilizados exclusivamente para fines acordes con la función que desempeñen.

Respecto de la participación ciudadana, resulta de gran importancia que ésta sea considerada en la nueva institucionalidad -en materia de normas técnicas- que establece el Decreto Supremo N°14 del año 2014. Al respecto esperamos que se sigan los lineamientos establecidos en la ley 20.500 sobre asociaciones y participación ciudadana en la gestión pública, así como también pedimos que se instaure una mesa de trabajo técnica que incluya en el análisis la opinión y aportes que puedan venir de las organizaciones de la sociedad civil.

Por último, solicitamos al gobierno de la Presidenta Bachelet que impulse en el congreso la aprobación de una modificación a la Ley N° 20.285 -sobre transparencia- que consagre los correos electrónicos institucionales del Estado como públicos, y más importante aún, nos parece fundamental demandar una reforma a la Constitución que incluya un reconocimiento explícito al derecho de acceso a la información en su artículo 8°. Lo anterior hará firme el criterio pro acceso que ha tenido el Consejo para la Transparencia, y que se ha visto afectado por los fallos del tribunal constitucional en desmedro del derecho de acceso a la información que hoy tenemos los ciudadanos.

Rendición de Gasto Electoral: Los datos como herramienta para la transparencia

banner gasto1

Dando cumplimiento a lo dispuesto por la ley 19.884, hace algunos días el Servicio Electoral publicó las rendiciones de gastos de los candidatos a la presidencia. En éstas, los administradores electorales de cada uno de los comandos debieron transparentar ante la ciudadanía la forma en que las campañas utilizaron los recursos.

Al realizar un análisis de las declaraciones de gastos, saltan a la vista las grandes diferencias en las sumas de dinero que gastaron los candidatos, así como también la disimilitud en la forma en que se rinden los gastos, no existiendo en la actualidad una formula estandarizada para que los comandos clasifiquen sus gastos haciéndolos comparables entre sí.

Otro inconveniente para la fiscalización ciudadana, lo encontramos en la forma rudimentaria en que se presentan las rendiciones de gastos y en la que el Servel disponibiliza dichos datos. Desde Ciudadano Inteligente abogamos por una modernización en este aspecto, y que sean valoradas las herramientas que la tecnología pueden aportar, por ejemplo, con la creación de un sistema on-line donde los administradores electorales suban los ingresos y gastos, para que así el Servel pueda realizar una fiscalización activa de manera simultanea, y a su vez los ciudadanos tengamos posibilidad de hacer seguimiento y utilización de los datos.

A continuación, gracias al aporte de uno de nuestros colaboradores -Lucas Roth- les presentamos un resumen de los datos más importantes obtenidos tras la rendición de gastos electorales que efectuaron los candidatos, que por lo demás puedes ver y descargar en el DataHub de Ciudadano Inteligente:

Esta semana se vota el Lobby!

portada lobby

Esta semana se vota finalmente la ley que busca regular el lobby en Chile, y múltiples organizaciones de la sociedad civil han adherido a la siguiente declaración (fuente y más información en leydelobby.cl)

Declaración Pública en Apoyo a la Aprobación del Proyecto de Ley de Lobby

El pasado miércoles 8 de enero la Comisión Mixta despachó a sala el proyecto de ley de lobby, el que deberá ser ratificado por el pleno del Senado y la Cámara de Diputados en los próximos días. Respecto al proyecto en discusión, los abajo firmantes declaramos lo siguiente:
1. Valoramos la apertura que ha tenido el gobierno para mejorar este proyecto de ley, habiendo acogido en buena parte las recomendaciones hechas por parlamentarios y organizaciones de la sociedad civil, particularmente en relación a la regulación de los sujetos activos de lobby a través de un registro de lobbystas, la institucionalidad a cargo de la agenda de reuniones, los períodos de implementación y los sujetos que son considerados pasivos de lobby.
2. En relación al controvertido artículo 13, sobre la creación de un registro de lobbystas, creemos que la fórmula propuesta en las recientes indicaciones del Ejecutivo, al menos solucionan las críticas planteadas y se complementa a lo ya acordado en el artículo 8º. Dicho artículo obliga a quienes quieran sostener reuniones con alguna autoridad (sea que persigan o no remuneración por dichas gestiones) a identificarse previamente, señalar si representan o no a un tercero, proporcionar información sobre la materia de la audiencia, e indicar si perciben o no remuneración con motivo de la gestión realizada. Si el sujeto activo engaña u omite información al solicitar la audiencia, arriesga multas de varios millones de pesos.
El sujeto pasivo de lobby podrá decidir si concede o no la reunión. Si opta por lo primero, el sujeto activo de lobby será incorporado en el registro de lobbistas de manera automática (y no transcurrido 6 meses, como lo pretendía el proyecto original que criticamos). El sujeto pasivo tendrá luego hasta un mes para publicar el acta de la reunión sostenida, y será tarea de un reglamento indicar los plazos exactos y la forma en que dicha información será publicada. Si el reglamento incorpora el uso de plataformas web para estos propósitos, no hay razón para demorar la publicidad de actas y registros, los que deben estar disponibles en el más corto tiempo, pudiendo incluso ser de manera instantánea. El reglamento abre también la posibilidad de regular otros aspectos claves como un código de conducta, y mecanismos eficientes de denuncias.
El proyecto de ley opta también por incluir en el registro de lobbystas a todos quienes realicen una gestión de interés frente a los sujetos pasivos, independientemente de si perciben o no una remuneración por dicha gestión. Aunque un futuro proyecto de ley debiera buscar profundizar en mayores obligaciones para los lobbystas que persiguen remuneración por sus gestiones, nos parece adecuado que el actual proyecto de ley opte por un registro amplio sin distinciones, por cuanto evita la discrecional interpretación sobre quién debiera o no integrar el registro de lobbystas y de gestores de interés.
3. En relación al Artículo 4, valoramos que el gobierno también se allanó a la propuesta de entregar al Consejo para la Transparencia la administración y publicidad sistematizada de los registros de cada organismo público, tarea que anteriormente se le asignaba al Ministerio Secretaría General de la Presidencia. Un elemento de suma relevancia, puesto que será un organismo autónomo y no político quien administre la publicidad de los registros.
4. La experiencia comparada de los pocos países del mundo que han avanzado en la regulación del lobby nos ha demostrado que se requieren grandes acuerdos y una lógica incremental de cada normativa. La presión ciudadana y los acercamientos producidos entre los parlamentarios y el gobierno han permitido mejorar este proyecto de ley considerablemente. Estamos conscientes que a la luz de su implementación, este proyecto deberá ser perfeccionado en el futuro, al igual que cualquier política pública que busque ser efectiva.
5. Los aquí firmantes llamamos a los parlamentarios a ratificar en Sala los acuerdos alcanzados. Éstos cuentan con el consenso y apoyo de varios académicos y organizaciones de la sociedad civil.

Iniciado proceso para buscar nuevo Director(a) de Ciudadano Inteligente

FCI-new-612x226

Hace casi 5 años que comenzó a gestarse lo que es hoy la Fundación Ciudadano Inteligente. Después de un primer año de diseño, planificación y reunir voluntades entre amigos para conformar un proyecto colectivo, logramos lanzar a finales de 2009 nuestra primera plataforma web a la que llamamos votainteligente.cl , destinada a transparentar el debate político de la elección presidencial de ese año. De ahí en adelante Ciudadano Inteligente ha lanzado más de 12 plataformas web, innovando en las áreas de monitoreo parlamentario, acceso a la información pública, monitoreo de programas y promesas hechas por el Ejecutivo, y trabajando por transparentar la relación entre el dinero y la actividad política. En estos años, las herramientas web desarrolladas por Ciudadano Inteligente no son sino la capa interactiva de una causa más profunda, destinada a combatir la desigualdad desde el plano de las asimetrías de información que existen entre Ciudadanos y Estado (y entre Ciudadanos y Sector Privado) y que impiden o dificultan una auténtica participación democrática. Desde Ciudadano Inteligente hemos declarado que aspiramos a desarrollar herramientas y encabezar causas públicas que busquen trasladar poder desde los pocos hacia los muchos, valiéndonos del acceso a la información y la tecnología web como medios para participar en la vida pública.

Ésta misión la hemos compartido más allá de las fronteras de Chile, desde donde Ciudadano Inteligente se ha posicionado como un lider regional y global entre las organizaciones de tecnología cívica y transparencia. Nuestra fundación ha promovido la creación de una red de “hackers cívicos” presente en más de 12 países de América Latina, ha implementado aplicaciones web en países como Argentina, Costa Rica, Paraguay, y Venezuela, alcanzando incluso a países como Reino Unido, Kenya y Nigeria.

Es una enorme satisfacción constatar como ha crecido Ciudadano Inteligente estos años de la mano de un equipo maravilloso, talentoso, y de profunda vocación social. 

Un principio importante en democracia es la renovación de liderazgos, y Ciudadano Inteligente no está exento de ese principio. Después de encabezar nuestra organización desde tiempos fundacionales, ha llegado el momento de renovar los liderazgos internos , y buscar un nuevo Director(a) Ejecutivo(a). No ha sido una decisión fácil, pero estoy convencido que la Fundación necesita de nuevas energías que la lleven a afrontar los desafíos nacionales e internacionales que se le plantean.

Aún no es tiempo de despedidas, por lo que dejaré aquello para algunos meses más adelante, cuando ya hayamos seleccionado al próximo Director (a) de Ciudadano Inteligente. El objetivo de este post es contarles que el proceso ya ha comenzado de manera abierta, pública y transparente. Todos los interesados están invitados a participar y postular al cargo para presidir a Ciudadano Inteligente por los próximos 3 años. 

A continuación el detalle con el PROCESO DE POSTULACIÓN A CARGO DE DIRECTOR (A) EJECUTIVO (A) DE CIUDADANO INTELIGENTE

Ha sido un honor dirigir Ciudadano Inteligente, y esperamos con entusiasmo encontrar a quien desde 2014 en adelante, tendrá ese honor y responsabilidad. Para el bien de la Fundación, y para el bien de América Latina.

un gran abrazo

Felipe.

 

JOB ANNOUNCEMENT

FCI-new-612x226

DIRECTOR/A EJECUTIVO/A

La Fundación Ciudadano Inteligente convoca a los interesados a participar del proceso abierto para búsqueda de su nuevo/a Director/a Ejecutivo/a. El período de postulación se iniciará el 26 de febrero de 2014 y concluirá el 16 de marzo de 2014.

Fundada en 2009, la misión de Ciudadano Inteligente es fortalecer la democracia y reducir la desigualdad en América Latina, promoviendo la transparencia y la participación ciudadana a través del uso innovador de las tecnologías de la información. Trabajamos con la visión de transferir poder desde los pocos hacia los muchos, toda vez que el poder político y económico se concentre de manera artificial. Para ello nos valemos de la transparencia, las tecnologías de la información y la participación colectiva como herramientas de cambio. Contamos con un equipo capaz, motivado, empoderado y un lugar de trabajo dinámico caracterizado por la innovación y la creatividad. Se puede ver información sobre nuestra historia, nuestro trabajo, quienes conforman el Directorio y el Equipo Ejecutivo, entre otros en ciudadanointeligente.org

El próximo Director/a Ejecutivo/a de Ciudadano Inteligente deberá demostrar interés y experiencia en temáticas que conciernen al derecho de acceso a la información, la libertad de expresión, la participación ciudadana, y el desarrollo innovador de tecnologías de la información. Deberá ser un profesional ético y transparente, con amplia experiencia en la coordinación de equipos para integrarse a la identidad, cultura organizacional y metodologías horizontales de planificación y trabajo. Deberá manejar herramientas digitales, tener conocimiento del diseño de software, y hablar, leer y escribir en español e inglés con fluidez a nivel profesional. El candidato a Director/a deberá contar con un postgrado en temáticas como políticas públicas, comunicaciones, y/o tecnología web; o bien una experiencia laboral substantiva y equivalente a la formación de postgrado.

Por otra parte, deberá tener extensa experiencia o capacidad demostrable en las siguientes áreas: pensamiento estratégico; liderazgo de equipos de trabajo, preferentemente en el tercer sector; vocería, representación e incidencia en políticas públicas; gestión y recaudación de fondos para organizaciones de la sociedad civil, como también generación de recursos propios; y la capacidad de elaborar, monitorear y comunicar planes de trabajo, sus avances y resultados. A su vez, el candidato ideal deberá demostrar que tiene amplio conocimiento en temas de TI y transparencia y la capacidad de articular un discurso político al respecto.[1]  Finalmente, deberá poseer contactos propios en estas temáticas a nivel regional – incluyendo donantes – o una habilidad demostrable para generarlos.

Resumen de funciones al interior de Ciudadano Inteligente:

1.       Establecer la visión y las definiciones estratégicas que guían el trabajo con acuerdo del Directorio.

2.       Dirigir al Equipo Ejecutivo respetando y potenciando a sus integrantes y a la cultura organizacional; delegando adecuadamente responsabilidades y fortaleciendo el talento de sus miembros; asegurando la gestión y operación efectiva de la organización, como también el cumplimiento de los planes y compromisos.

3.       Promover un modelo y estrategia de financiamiento y de sustentabilidad.

4.       Ejercer la vocería y representación de la Fundación en Conferencias, Seminarios, Medios de Comunicación e instancias de reunión frente a autoridades públicas, tanto en instancias nacionales como internacionales.

5.       Fomentar  y ampliar las alianzas y colaboraciones estratégicas.

6.       Diseñar y liderar la estrategia comunicacional.

7.       Definir y supervisar la agenda de investigación e incidencia de acuerdo al plan de acción anual aprobado por el Directorio, y en concordancia con la teoría de cambio que guía a la Fundación.

8.       Brindar y estimular creatividad, innovación y liderazgo.

9.       Entablar una relación constructiva entre el Directorio y el Equipo Ejecutivo contribuyendo al correcto funcionamiento y fortalecimiento del de todos los estamentos de la Fundación.

Características del cargo:

El cargo posee  una duración de 3 años (renovable, previa evaluación de la gestión realizada), jornada completa, radicado en Santiago de Chile y con disponibilidad para viajes internacionales frecuentes.

Para postular:

Los interesados deberán enviar a [email protected] lo siguiente:

·         CV

·         Expectativa de renta

·         Carta de presentación y motivación en español

·         Ensayo en inglés de no más de 2 hojas sobre su visión de la dirección futura y prioridades de Ciudadano Inteligente para los próximos 5 años.

Plazos:

Se recibirán postulaciones hasta el domingo 16 de marzo de 2014.

 

 

 

Ciudadano Inteligente se adjudica el premio Chile Transparente 2013

58669_450375581677638_630610560_n

Gracias al  arduo trabajo en favor del acceso a la información y la transparencia en el voto ciudadano, Fundación Ciudadano Inteligente ganó la segunda versión del premio Chile Transparente 2013.

Con un gran equipo que permite desarrollar nuevas plataformas al servicio de los ciudadanos y por el papel que ha jugado para su contribución al incremento de la transparencia y de la información que entregan las autoridades de nuestro país, lo que ha permitido que la ciudadanía pueda evaluar de modo más simple y sistemático las decisiones del poder político, especialmente del Congreso Nacional, además de contribuir al voto informado y transparente por parte de los ciudadanos en las elecciones populares, es que se ha otorgado el premio Chile Transparente 2013 a nuestra fundación.

El objetivo de este premio es destacar ejemplos que inspiren a la ciudadanía y a todos los sectores de la sociedad a trabajar por un país más transparente, que empodere a los ciudadanos y que ayude a la prevención de la corrupción en nuestro país.

El presidente Ejecutivo de Ciudadano Inteligente Felipe Heusser destacó que, “Es un enorme orgullo recibir este premio a la Transparencia 2013, en especial porque viene de otra gran ONG con quien compartimos una misma causa, y que generosamente nos hace este reconocimiento. Recibimos este premio como un enorme incentivo para seguir trabajando por un país más abierto y participativo, uno donde las democracias se deban a la mayoría de sus ciudadanos, y no a una minoría que logra privilegios sobre la base del control de información, influencias, y financiamiento de la actividad política". 

El jurado encargado de deliberar de forma unánime, fue el Director de La Segunda, Víctor Carvajal, los miembros del directorio del capítulo chileno de Transparencia Internacional Drina Rendic y José Antonio Viera-Gallo y, en representación de los socios, Bernardita Fernández. Por parte del Consejo Asesor votaron Carolina Dell Oro, Bernardita Méndez, Luis Hernán Cubillos y Klaus Schmidt Hebbel, mientras que en representación de los premiados del año pasado lo hicieron el senador Hernán Larraín y el ex senador Jaime Gazmuri.

 

El Trago Fuerte

¿Qué piensa cada congresista sobre el binominal, el semipresidencialismo, el matrimonio homosexual o sobre el aborto terapéutico?, ¿A qué opositor de su conglomerado político admiran más, a cuál menos?, ¿cuáles son sus creencias religiosas y cuáles sus referentes personales? 19 parlamentarios de diferentes partidos políticos accedieron a someterse al Rayo X Político, la nueva iniciativa de El Vaso, el blog de la Fundación Ciudadano Inteligente.

Archivo



Feedburner RSS

Twitter

Facebook